22.6.17

" Somos."


"Somos parte de la naturaleza,
 parientes de todos los que tienen piernas,
 patas,
 alas 
o raíces."

Eduardo Galeano

" Resurrecciones / 4"

"Peca el que miente 
porque roba verdad
 a las palabras."
Ernesto Cardenal

"Peca el que miente, dice Ernesto Cardenal, porque roba verdad a las palabras.

Allá por 1524 fray Bobadilla hizo una gran hoguera en la aldea de Managua y arrojó a 


las llamas los libros indígenas. 

Esos libros estaban hechos en piel de venado, en imágenes pintadas con dos colores: el


 rojo y el negro.

Hacía siglos que a Nicaragua la venían mintiendo, cuando el general Sandino eligió esos


 colores, sin saber que eran los colores de las cenizas de la memoria nacional."

EDUARDO  GALEANO.
De. " El libro de los abrazos."

21.6.17

" Celebración de las bodas de la palabra y el acto."


"Leo un artículo de un escritor de teatro, Arkadi Rajkin,
 publicado en una revista de Moscú.
 El poder burocrático, dice el autor, 
hace que jamás se encuentren los actos, las palabras
 y los pensamientos: los actos quedan en el lugar de trabajo,
 las palabras en las reuniones
 y los pensamientos en la almohada. 

 Buena parte de la fuerza del Che Guevara, pienso, esa misteriosa energía 
que va mucho más allá de su muerte y de sus errores,
 viene de un hecho muy simple: él fue un raro tipo
 que decía lo que pensaba y hacía lo que decía."
Eduardo Galeano 
De: " El libro de los Abrazos."

20.6.17

" Cultura del disfraz:"


"Tiempo de los camaleones: nadie ha enseñado tanto a la humanidad como estos humildes animalitos.
 Se considera culto a quien bien oculta,
 se rinde culto a la cultura del disfraz.
 Se habla el doble lenguaje de los artistas del disimulo.
 Doble lenguaje,
 doble contabilidad,
 doble moral: una moral para decir,
 otra moral para hacer.
 La moral para hacer se llama realismo.
 La ley de la realidad es la ley del poder.
 Para que la realidad no sea irreal, 
nos dicen los que mandan, la moral ha de ser inmoral." 

EDUARDO GALEANO
De: " El libro de los abrazos."

Mapamundi/1.

Eduardo  Galeano

" La pasión de decir/1" - " El libros de los abrazos."


"Marcela estuvo en las nieves del norte. 
En Oslo, una noche conoció a una mujer que canta y cuenta. Entre canción y canción, esa mujer cuenta buenas historias, y las cuenta vichando papelitos, como quien lee la suerte de soslayo.
Esa mujer de Oslo, viste una falda inmensa, toda llena de bolsillos.
 De los bolsillos va sacando papelitos,uno por uno, y en cada papelito hay una buena historia para contar, una historia de fundación y fundamento y en cada historia hay gente que quiere volver a vivir por arte de brujería.
 Y así ella va resucitando a los olvidados y a los muertos: y de las profundidades de esa falda van brotando los andares y los amares del bicho humano,que viviendo, que diciendo va."

EDUARDO GALEANO.
De: " El libro de los abrazos."

15.6.17

" Cortázar."


"Con un solo brazo nos abrazaba a los dos.
 El brazo era larguísimo, como antes, pero todo el resto se había reducido mucho,
 y por eso Helena lo soñaba con desconfianza, entre creyendo y no creyendo.
 Julio Cortázar explicaba que había podido resucitar gracias a una máquina japonesa,
 que era una máquina muy buena pero que todavía estaba en fase de experimentación,

 y que por error la máquina lo había dejado enano.
Julio contaba que las emociones de los vivos llegan a los muertos como si fueran cartas,


 y que él había querido volver a la vida por la mucha pena que le daba la pena que su muerte nos había dado. 
Además, decía, estar muerto es una cosa que aburre.

 Julio decía que andaba con ganas de escribir algún cuento sobre eso."

EDUARDO  GALEANO.
De: " El libro de los abrazos."

"Celebración de la subjetividad "

"Yo ya llevaba un buen rato escribiendo: " Memoria del fuego", y cuanto más escribía más adentro me metía en las historias que contaba.
 Ya me estaba costando distinguir el pasado del presente: lo que había sido estaba siendo, y estaba siendo a mi alrededor, y escribir era mi manera de golpear y de abrazar. 
Sin embargo, se supone que los libros de historia no son subjetivos.


Se lo comenté a don José Coronel Urtecho:-  En este libro que estoy escribiendo, al revés y al derecho, a luz y a trasluz, se mire como se mire, se me notan a simple vista mis broncas y mis amores.



Y a orillas del río San Juan, el viejo poeta me dijo que a los fanáticos de la objetividad no hay que hacerles ni puto caso:



No te preocupés -me dijo-. Así debe ser. 
Los que hacen de la objetividad una religión, mienten. 
Ellos no quieren ser objetivos, mentira: quieren ser objetos, para salvarse del dolor humano."



Eduardo Galeano

" Celebración de las bodas de la razón y el corazón."


"Para qué escribe uno, si no es para juntar sus pedazos?
Desde que entramos en la escuela o la iglesia,
 la educación nos descuartiza: 
nos enseña a divorciar el alma del cuerpo y la razón del corazón.
Sabios doctores de Ética y Moral han de ser los pescadores
 de la costa colombiana, que inventaron la palabra sentipensante
 para definir el lenguaje que dice la verdad."

EDUARDO  GALEANO.
De: " El libro de los abrazos."

" El fanático ".

"El fanático es el hincha en el manicomio.
 La manía de negar la evidencia ha terminado por echar a pique la razón y a cuanta cosa se le parezca, y a la deriva navegan los restos del naufragio en estas aguas hirvientes, siempre alborotadas por la furia sin tregua.
El fanático llega al estadio envuelto en la bandera del club, la cara pintada con los colores de la adorada camiseta, erizado de objetos estridentes y contundentes, y ya por el camino viene armando mucho ruido y mucho lío. Nunca viene solo. Metido en la barra brava, peligroso ciempiés, el humillado se hace humillante y da miedo el miedoso.
 La omnipotencia del domingo conjura la vida obediente del resto de la semana, la cama sin deseo, el trabajo sin vocación o el ningún empleo: liberado por un día, el fanático tiene mucho por vengar.
En estado de epilepsia mira el partido, pero no lo ve. Lo suyo es la tribuna. Ahí está su campo de batalla.
 La sola existencia del hincha de otro club constituye una provocación inadmisible.
 El Bien no es violento, pero el Mal lo obliga. 
 El enemigo, siempre culpable, merece que le retuerzan el pescuezo.
 El fanático no puede distraerse, porque el enemigo acecha en todas partes.
 También está dentro del espectador callado, que en cualquier momento puede llegar a opinar que el rival está jugando correctamente, y entonces tendrá su merecido."
EDUARDO GALEANO.
De : "El fútbol. A sol y sombra."

" La fabricación de papelones."


"Fue la mayor expedición militar de toda la historia del mar Caribe.
 Y el mayor fiasco. 
Los dueños de Cuba, despojados, desalojados, proclamaban desde Miami que iban a morir peleando por la devolución, contra la revolución.
 El gobierno norteamericano les creyó, y sus servicios de inteligencia demostraron, una vez más, que no merecían ese nombre.
 El 20 de abril de 1961, tres días después del desembarco en la Bahía de Cochinos, los héroes, armados hasta los dientes, apoyados por barcos y aviones, se rindieron sin pelear."
EDUARDO GALEANO
De: " Los hijos de los días"

12.6.17

¿Y si el desierto fuera mar, y la tierra cielo?

Artista: Isabel Haro Simón.
¿Y si el desierto fuera mar, y la tierra cielo?
Dan miedo las madres y las abuelas de Playa de Mayo.
 Porque, ¿Qué pasaría si se hartaran de dar vueltas ante la Casa Rosada y se pusieran a firmar decretos de gobierno?

 ¿Y si los mendigos de la escalinata de la catedral arrancaran al obispo la túnica y el bonete y se pusieran a lanzar homilías desde el púlpito?

 ¿Y si los honestos payasos de los circos se pusieran a dar órdenes en los cuarteles y cátedras en las universidades?

 ¿Y si se pusieran?
 ¿Y si?...."

EDUARDO GALEANO.
De: " Memorias del fuego"

" La ciudad "

"Las cosas han perdido sus nombres y nosotros ya no damos sombra.
 Nuestra tierra se ha vaciado de hombres vivos y la esperanza se ha convertido en una puta estéril de tanto asesinarse personitas en el vientre.
 ¿Qué se ha hecho de la tierra que nos había sido dada para crecer y creer y ser libres como en un juego?
 La que veíamos y nos devolvía el poder de mirar.
 La que nos hacía señas al otro lado de la noche y la tristeza.
 La pobrecita maga chambona. ¿Qué se ha hecho de ella?
 ¿Es ella este cadáver que los caballos arrastran?
 ¿Qué somos nosotros si ella ya no es?
 ¿Dónde están los cuerpos que se buscaron y se ataron entre sí con nudos de músculos y maravillas y ciegamente creyeron que seguirían para siempre mojados de esos jugos y muertos sólo de risa? 
Nosotros cantadores, nosotros nacedores: antes de que empezara este largo penúltimo día, ¿cómo éramos?
 ¿Éramos quiénes?
 El viento anda de dueño de los restos del naufragio y nos arroja adonde quiere.
 ¿No volverán a juntarse nunca los pedazos que nos hicieron posibles?"

EDUARDO GALEANO.
De: "  La canción de nosotros"

9.6.17

" Orden."

- Obra de César López Claro -
 Pintor que  ha trabajado en torno a la realidad social de su tiempo,
 ahondando en el sentimiento americano y en la reivindicación de los pueblos. 

“La derecha tiene razón cuando se identifica a sí misma
 con la tranquilidad y el orden: es el orden,
 en efecto,
 de la cotidiana humillación de las mayorías,
 pero orden al fin:
 la tranquilidad de que la injusticia siga siendo injusta
 y el hambre hambrienta.” 

EDUARDO  GALEANO

8.6.17

" Ventana sobre el adiós."

No podía dormir. Él había guardado todos los sueños juntos, en una bolsa de supermercado, y la bolsa se había abierto y los sueños se habían escapado, y él ya no podía dormir porque no tenía un sueño que soñar.
Eso decía. También decía que se le habían perdido dos días, un lunes y un martes, y él los buscaba, desesperado, y esos días no estaban en ningún lugar.
No fue breve la agonía. Cada vez tenía menos aire. Al final, crucificado por las sondas, solo conseguía balbucear:
—Qué repecho tan largo.
Y se murió, sin encontrar los sueños ni los días que había tenido y se le habían ido.
Poca cosa más había tenido. Fernando Rodríguez nunca quiso tener. Fue dueño de nada, hombre desnudo; 
y desnudo anduvo, perseguido por los niños y los locos y los pájaros.
EDUARDO GALEANO
De: " Las palabras andantes"

7.6.17

" Y por primera vez en tantos años, el viejo dijo su historia."

De :" La piedra arde"
"—Estos dientes no se cayeron solos. Me los arrancaron a golpes.
 Esta cicatriz que me corta la cara, no viene de un accidente.
 Los pulmones... La pierna...
 Rompí esta pierna cuando me escapé de la cárcel, porque era muy alto el muro y había vidrios abajo.
 Hay otras marcas, también, que no puedes ver.
 Marcas que tengo en el cuerpo y no sólamente en el cuerpo y que nadie puede ver.
Los resplandores de la piedra candente iluminaban los altos pómulos de la cara del
 viejo y le ponían chispas en los ojos.
—Si parto la piedra, estas marcas se borrarán.
 Pero estas marcas son mis documentos, ¿comprendes? 
Mis documentos de identidad.
 Me miro al espejo y digo: « - Ése soy yo», y no siento lástima de mí.
 Yo luché mucho tiempo.
 La lucha por la libertad es una lucha de nunca acabar.
 Ahora hay otros que luchan, allá lejos, como yo he luchado.
 Mi tierra y mi gente no son libres todavía. ¿Comprendes?
 Yo no quiero olvidar.
 No parto la piedra porque sería una traición."
EDUARDO GALEANO
De :" La piedra arde"

6.6.17

El universo visto por el ojo de la cerradura.

Valeria pide a su padre que dé vuelta el disco. Le explica que Arroz con leche vive al otro lado. 
Diego conversa con su compañero de adentro, que se llama Andrés y viene a ser el esqueleto.
 Fanny cuenta que hoy se ahogó con su amiga en el río de la escuela, que es muy hondo, y que desde allá abajo era todo transparente y veían los pies de la gente grande, las suelas de los zapatos 
Claudio atrapa un dedo de Alejandra, le dice:- “Préstame el dedo” y lo hunde en el tarro de leche sobre la hornalla, porque quiere saber si no está demasiado caliente.
 Desde el cuarto, Florencia me llama y me pregunta si soy capaz de tocarme la nariz con el labio de abajo.
 Sebastián propone que nos escapemos en un avión, pero me advierte que hay que tener cuidado con los serámofos y la hécile.
 Mariana, en la terraza, empuja la pared, que es su modo de ayudar a la tierra a que gire.
 Patricio sostiene un fósforo encendido entre los dedos y su hijo sopla y sopla la llamita que no se apagará jamás.
EDUARDO  GALEANO
De : "Días y noches de amor y guerra"

" S.O.S."


"¿Quién se queda con el agua?
 El mono que tiene el garrote.
 El mono desarmado muere de sed.
 Esta lección de la prehistoria abre la película 2001, Odisea del espacio.
 Para la odisea 2003, el presidente Bush anunció un presupuesto militar de mil millones de dólares por día.
 La industria armamentista es la única inversión digna de confianza: hay argumentos que son irrebatibles, en la próxima Cumbre de la Tierra en Johannesburgo o en cualquier otra conferencia internacional.


Las potencias dueñas del planeta razonan bombardeando.
 Ellas son el poder, un poder genéticamente modificado,
 un gigantesco Frankenpower que humilla a la naturaleza: ejerce la libertad de convertir el aire en mugre 
y el derecho de dejar a la humanidad sin casa;
 llama errores a sus horrores,
 aplasta a quien se pone en su camino,
 es sordo a las alarmas y rompe lo que toca. "

EDUARDO  GALEANO.
Fuente : Página 12.

1.6.17

" Memoria viva."

"Cuando está de veras viva, la memoria no contempla la historia, sino que invita a hacerla, más que en los museos, donde la pobre se aburre, la memoria está en el aire que respiramos.
 Ella, desde el aire, nos respira.

Es contradictoria, como nosotros.

 Nunca está quieta.
 Con nosotros, cambia.
 A medida que van pasando los años, y los años nos van cambiando, va cambiando también nuestro recuerdo de lo vivido, lo visto y lo escuchado. 
Y a menudo ocurre que ponemos en la memoria lo que en ella queremos encontrar, como suele hacer la policía con los allanamientos.
 La nostalgia, por ejemplo, que tan gustosa es, y que tan generosamente nos brinda el calorcito de su refugio, es también tramposa:
 ¿Cuántas veces preferimos el pasado que inventamos al presente que nos desafía y al futuro que nos da miedo?

La memoria viva no nació para ancla. 

Tiene, más bien, vocación de catapulta.
 Quiere ser puerto de partida, no de llegada.
 Ella no reniega de la nostalgia, pero prefiere la esperanza, su peligro, su intemperie.
 Creyeron los griegos que la memoria es hermana del tiempo y de la mar,
 y no se equivocaron."
Eduardo Galeano

" Leyes."


"Las leyes, que entierran el pasado,
 destierran la justicia."

Eduardo  Galeano.

" La mala memoria."


"Tenía tan mala memoria

 que se olvidó de que tenía mala memoria 
y se acordó de todo."
 Ramón Gómez de la Serna.
La amnesia, dice el poder, es sana. Desde el punto de vista del poder, no sólo estaban y están locas las madres de sus víctimas, sino que también están locos sus propios instrumentos, los verdugos, cuando no pueden dormir a pata suelta, sin otra molestia que los mosquitos del verano. No es mucha la gente que nace con esa incómoda glándula llamada conciencia, que segrega culpa, pero a veces se da: cuando un oficial del ejército argentino, el capitán Scilingo, reveló que no podía dormir sin lexotanil o borrachera desde que había arrojado al mar a treinta prisioneros vivos, sus superiores le recomendaron tratamiento psiquiátrico, porque se había vuelto loco.

El gobierno argentino ha enviado a Europa a más de un oficial nazi, aplicando la extradición por crímenes masivos cometidos hace más de medio siglo, al mismo tiempo que otorgaba impunidad, y aplausos, a los oficiales argentinos que habían cometido crímenes masivos hace un rato nomas.

 La memoria y la justicia, ¿son lujos que los países latinoamericanos no pueden permitirse? ¿Estamos obligados a vivir en estado de perpetua mentira? El poder identifica a la memoria con el desorden y a la justicia con la venganza.
 En nombre del orden democrático y de la conciliación nacional, se han dictado leyes de impunidad de los países latinoamericanos que vienen de sufrir dictaduras militares.
 Esas leyes, que entierran el pasado, destierran la justicia.

Cuando en 1989 se realizo en el Uruguay el plebiscito contra la impunidad, la mayoría de la gente cayó en la trampa de la propaganda oficial, que sembró el pánico bombardeando con amenazas a la opinión pública.

 Lavado de memoria, lavado de cerebro: si se castigaban los crímenes de la gente de uniforme, o si simplemente se abría la posibilidad de que semejante cosa ocurriera, la violencia volvería, se repetiría la historia.
 El olvido era el precio de la paz.

La experiencia dice todo lo contrario. Para que la historia no se repita, hay que recordarla la impunidad, que premia al delito, estimula al delincuente.

 Y cuando el delincuente es el estado, que viola, roba, tortura y mata sin rendir cuentas a nadie, se emite desde el poder une luz verde que autoriza a la sociedad entera a violar, robar, torturar y matar. Y la democracia paga, a la corta o a la larga, las consecuencias.

La impunidad del poder, hija de la mala memoria, es una de las maestras de la Escuela del Crimen.

 A esa escuela acuden, hoy por hoy, muchos millones de niños latinoamericanos; y el alumnado crece día a día.
EDUARDO  GALEANO

29.5.17

" Preguntas".


"¿Es justo que la paz mundial esté a cargo de las cinco potencias
 que son las principales productoras de armas?

No demandan castigo contra los amos del mundo
 los clamores de quienes exigen, en todas partes, la pena de muerte.

 Los clamores claman contra los asesinos que usan navajas, no contra los que usan misiles.
Y uno se pregunta: ya que esos justicieros están tan locos de ganas de matar,
 ¿Por qué no exigen la pena de muerte contra la injusticia social?
 ¿Es justo un mundo que cada minuto destina tres millones de dólares a los gastos militares, mientras cada minuto mueren quince niños por hambre o enfermedad curable?

 ¿Contra quién se arma, hasta los dientes, la llamada comunidad internacional?
 ¿Contra la pobreza o contra los pobres?"

Eduardo Galeano

LA BOHEMIA: RESEÑA LITERARIA - MEMORIAS DEL FUEGO (1982-1986) ...

LA BOHEMIA: RESEÑA LITERARIA - MEMORIAS DEL FUEGO (1982-1986) ...:   RAÍCES En Galeano conviven el periodismo, el ensayo y la narrativa, pero será sobre todo reconocido como un cronista certer...

" Derecho a la información." De: " LOS HIJOS DE LOS DÍAS."

EDUARDO  GALEANO

" Sin autos." De: " LOS HIJOS DE LOS DÍAS."

- Vincent Van Gogh -

EDUARDO  GALEANO